La pandemia, como es lógico, ha provocado que prestemos una especial atención a nuestro sistema inmunológico. Comida, suplementos, ejercicio físico y en general nuestro estilo de vida.

Además el coronavirus ha tenido un fuerte impacto en la manera que tenemos relaciones sexuales. Los confinamientos y las medias de distancia con personas desconocidas ha hecho que muchas personas exploren su vida sexual en solitario.

Ya hablamos en otro artículo del fuerte boom de los juguetes sexuales experimentado durante la pandemia

Todos hemos oído que el sexo puede ser bueno para nuestra salud física y mental, pero, existe alguna relación entre la masturbación y el sistema inmunológico. En Treated.com hemos querido saber más.

Pues bien, un antiguo estudio llevado a cabo en 2004 sobre una muestra de 11 hombres concluyó que la excitación sexual y el orgasmo favorecían el sistema inmunológico mediante la activación de varios de sus componentes.

Los investigadores descubrieron que la masturbación aumentaba la cantidad de glóbulos blancos. Los cuales combaten las infecciones como parte de la respuesta inmunitaria del cuerpo.

El recuento de glóbulos blancos de cada participante se registró cinco minutos antes y 45 minutos después de alcanzar el orgasmo en solitario, y el recuento posterior al orgasmo fue mayor.

Aunque existen muy pocos estudios que se centren en la masturbación, se cree que los orgasmos en general reducen el estrés, reducen la presión arterial, aumentan la autoestima y alivian el dolor.

Además de los beneficios para la salud, la masturbación podría ayudar en las relaciones de pareja. Un estudio, publicado en el Journal of Sex Education and Therapy, encontró que las mujeres que se masturbaban tenían matrimonios más felices en comparación con aquellas que no se daban auto-placer sexual.

Es importante recordad que la mejor manera de mejorar el sistema inmunológico es a través de un estilo de vida saludable, lo que incluye la dieta, el ejercicio físico y dormir suficientes horas.